?

Log in

No account? Create an account
 
 
25 July 2008 @ 12:39 am
Wide Awake (1998)  
Sin duda alguna, M. Night Shyamalan es de mis directores favoritos. Aunque todavía no he visto ni Lady in the Water ni The Happening, por ahora todas las películas suyas que he tenido ocasión de catar no me han defraudado (personalmente, mi favorita sigue siendo Unbreakable, que ma parece es-pec-ta-cu-lar).

El director se hizo famoso a raíz de Sixth Sense, por lo que las películas anteriores, que son dos, no son muy conocidas. Yo de hecho descubrí la existencia de Wide Awake (Los Primeros Amigos, en castellano, no tengo ni idea de dónde viene el título porque no tiene mucho que ver, al contrario que el original) hace bastante poquito, y como me llamó la atención que fuera tan diferente a las películas con las que el director se ha hecho famoso, decidí buscarla. Lo mejor que encontré fue un VHS-rip bastante cutrón, pero bueno, es lo que hay.

El pequeño Joshua Beal, con sólo diez años, se cuestiona el sentido de la vida cuando su abuelo muere de cáncer. Josh no entiende que la gente buena muera, que se ponga enferma, o que pasen cosas malas, así que se propone buscar a Dios, y preguntarle si su abuelo está bien en el cielo.



Wide Awake es una pequeña joyita que escribe y dirige Shyamalan, la segunda película del director, muy alejada de los thrillers fantásticos que le han hecho mundialmente famoso, en la que no obstante podemos encontrar rasgos distintivos del director, como es su obsesión por la religión y la búsqueda de dios o el sentido de la vida.

La película está estructurada en tres partes: en la primera, Joshua se hace un sinfín de preguntas, como es lógico, puesto que todo su mundo ha cambiado tras la muerte de su abuelo. En la segunda, Joshua busca alguna señal que le diga que está en el camino correcto, y en la tercera, Josh por fin encuentra las respuestas que está buscando.

Estamos ante una película bastante familiar, con bastante moralina, pero con un protagonista que pese a tener sólo diez años, se hace preguntas que quizá todos nos hemos preguntado alguna vez, creamos en dios o no, y es de agradecer que el director no ponga a los niños como críos estúpidos sino como personas con preocupaciones reales.

Una película muy emotiva, sensible y tierna, con la que es difícil no emocionarse, sobre todo la sensacional escena en la que Josh y su abuelo hablan en la nieve, la de la carrera que a mí me rompió el corazón, y la de la redacción, al final. Creo que pese al cambio de registro, cualquier fan de Shyamalan debería darle una oportunidad, es de esas películas que te llegan al corazón.

Ah, ¡y tiene giro final!

Nota: 6'5
Tags: ,
 
 
Current Mood: thirstythirsty
Current Music: Pereza, "Estrella Polar"