?

Log in

No account? Create an account
 
 
23 July 2008 @ 04:35 pm
Confession of Pain (2006)  
Son las navidades de 2003, el policía jefe Lau Ching Hei (Tony Leung) y su subordinado Yau King Bong (Takeshi Kaneshiro) están de servicio. Cuando Bong vuelve a casa, descubre que su novia se ha suicidado cortándose las venas.

Tres años después, la tragedia vuelve a encontrarse con este par de detectives cuando el padre y sirviente de Susan (Xu Jinglei), la esposa de Hei, son brutalmente asesinados en su casa. Aunque el caso se da por cerrado, achacando la autoría a dos delincuentes locales que presumiblemente habían asesinado a los dos hombres por dinero, Susan está convencida de que hay algo más detrás y le pide ayuda a Bong, ahora detective y buen amigo de la familia, para que investigue y trate de esclarecer el misterio. Bong, ahora dado a la bebida, aceptará ayudar a Susan sin saber que el verdadero asesino se encuentra más cerca de lo que ellos creen.


Desde el estreno de Infernal Affairs, en 2002, y sin contar sus secuelas, de muchas películas se ha dicho que eran las sucesoras del filme de Andrew Lau y Alan Mak, un éxito sin precedentes todavía hoy en Hong Kong. De entre todas, seguramente Confession of Pain era la que más números tenía para recoger el testigo, y contaba con todo a su favor: mismos directores, buena premisa, argumento intrigante, y dos grandísimos actores, entre ellos Tony Leung, culpable en gran parte del éxito de Infernal Affairs. ¿Consiguió Confession of Pain estar a la altura?

La respuesta es simple: no. Confession of Pain queda muy lejos de Infernal Affairs, la cual es considerada por muchos (me incluyo) como una película perfecta en ejecución, interpretación, y dirección. Confession of Pain también destaca en ese sentido, y es un gran thriller sobre venganza y dejar atrás el pasado, pero no es ni mucho menos el peliculón que sí es Infernal Affairs.

Así que olvidándonos de las comparaciones, ¿qué tiene de bueno Confession of Pain? Pues que Confession of Pain es un thriller muy bien realizado, una película muy bien dirigida con muy buen ritmo, con la gran virtud de mantener la intriga hasta el final, y lo llamo gran virtud, porque la peculiaridad de esta película, es que los directores nos cuentan quién es el asesino desde el principio, por lo que la intriga no está en descubrir su identidad, sino más bien saber si se saldrá con la suya, si Bong le descubrirá, y las reacciones de este descubrimiento. No es un thriller al uso en ese sentido, ya que quizá el peso recaiga más en los personajes y sus motivaciones que no en la acción o en el misterio. Esto también es un punto en contra, puesto que no es difícil adivinar en qué dirección irá la película, y la gente que quiera una película centrada en la acción y no en el drama y las relaciones inter-personales, seguramente se sentirá decepcionado.

He leído muchas opiniones negativas al respecto de esta película, y el sentimiento de decepción parece bastante extendido, cosa que me sorprendre, puesto que como ya he dicho para mí Confession of Pain es una gran película, y prometo que la ví con las expectativas bastante altas. Pero insisto, para mí Confession of Pain es un thriller muy bien realizado, un pequeño puzzle cuyas piezas se unen en un muy buen final, emotivo y que pone el broche de oro a un filme bastante destacable dentro de lo que es el cine de Hong Kong actual, que no está pasando por sus mejores momentos precisamente.

Como siempre, dejo para el final mi comentario al respecto de las interpretaciones, porque creo que de entre todas las cosas buenas que tiene esta película, la interpretación de los actores principales es lo que más sobresale de todo. Y tengo que hacer una pequeña confesión: después de un tiempo bastante desenganchada del cine asiático y especialmente del cine de Hong Kong, durante gran parte de la película tuve la sensación de que aunque buena, la interpretación de Tony Leung no estaba a la altura de lo que se espera de un actor de su categoría. Hasta que llegué al final, a la escena en la que Tony y Takeshi Kaneshiro hablan fuera del hospital. Entonces comprendí lo extraordinadio de la interpretación de este genio, porque cualquiera que haya visto actuar a Tony Leung va a coincidir conmigo, Tony había creado a un personaje muy sutil, frío como el hielo durante gran parte de la película, hasta llegar a ese final en el que todo se derrumba y Tony demuestra una vez más por qué es seguramente el mejor actor de Hong Kong, y seguramente uno de los mejores del mundo, sino el mejor. Además su interpretación también tiene mucho mérito, porque da vida a un personaje bastante desagradable, que sin embargo no provoca reacción adversa en el espectador, sino más bien atracción, y casi comprensión. También apetece verle haciendo a un personaje tan oscuro y casi malvado, comparado con los chicos buenos que suele interpretar; si os gustó su papel en The Longest Night, éste os encantará. Junto a Tony tenemos a otro de los grandes actores del país, Takeshi Kaneshiro, que está igualmente fantástico, y casi logra llevarse la película él sólo sino fuera por el alto nivel de su compañero. En cuanto a los secundarios, todo están más que correctos, destacando a una Xu Jinglei que hacia el final nos ofrece una interpretación muy intensa.

Mi consejo a la hora de ver esta película es que no la veáis con las expectativas de que estáis ante otro Infernal Affairs porque entonces es muy probable que os decepcione, vedla pensando que estáis ante un thriller muy correcto, en sintonía con el género que se realiza en Hong Kong, con muy buenas interpretaciones, y un guión que si bien apenas resulta sorprende ni novedoso, funciona, y muy bien. Vale la pena verla, en serio.

Nota: 8 
Tags: ,
 
 
Current Mood: complacentcomplacent
Current Music: Cake, "I Will Survive"
 
 
 
Rethis: swordrethis on July 23rd, 2008 07:59 pm (UTC)
Pues me has picado la curiosidad o.o
Hide-fan: tony my lovehidefan on July 24th, 2008 11:44 am (UTC)
A mí es que este tipo de thrillers casi todos me gustan, y si sale Tony Leung como protagonista, pues más todavía xD