?

Log in

No account? Create an account
 
 
21 July 2008 @ 04:32 pm
Ming Ming (2006)  
Ming Ming (Zhou Xun) se enamora locamente de D (Daniel Wu), un luchador callejero. Tras una noche de pasión, D le confiesa que su único anhelo es encontrar cinco millones de dólares e ir a Harbin. Ming Ming decide robarle el dinero a un mafioso local, Brother Cat (Jeff Chang), y termina robando una caja de madera de excepcional valor para el susodicho.

En su huída, Ming Ming le confía el dinero a Tu (Tony Yang), que termina topándose con Nana (Zhou Xun), una chica excepcionalmente parecida a Ming Ming, que también fue novia de D, y también está interesada en encontrarle. Pero D se ha esfumado, al parecer se ha ido a Shanghai, así que Tu y Nana por un lado con el dinero, y Ming Ming por otro con la caja, irán en busca de D, quien a su vez está decidido a descubrir su propio secreto: el paradero de su madre, dada por muerta años atrás. 


Susie Au, con amplia experiencia en la realización de videoclips, debuta en el celuloide con esta Ming Ming, una apuesta muy personal en la que Au asume todas las riendas del proyecto: dirección, guión, y producción. Para ser su primera película, Au cuenta con buenos medios a su disposición, como por ejemplo un reparto reconocido con mucho tirón entre el público, pero lamentablemente, Ming Ming no es más que un experimento fallido que se queda en un quiero y no puedo bastante lamentable.

Con una primera escena prometedora, la buena sensación con la que este filme empieza se evapora en el instante en el que Ming Ming se dispone a robar el dinero y empezamos a vislumbrar qué nos va a ofrecer la directora en lo que resta de película. Au intenta mostrar una dirección moderna e innovadora, casi experimental, con claras influencias de Wong Kar-Wai, pero que hace aguas por todas partes. Lo que en Wong Kar-Wai es fascinante y mesmerizante, en Au es cansino e irritante, propiciado por un tremendo abuso de las ralentizaciones y pausas que ni Jean Claude Van Damme en The Quest y que le quitan absolutamente todo el ritmo a la película que termina por ser eterna.

Tampoco ayuda mucho que la historia sea una estupidez, teniendo en cuenta que tres cuartos de la película están dedicados únicamente a la búsqueda de D por los diferentes personajes, con especial hincapié en una caja que suscita menos interés que la caja de Peter Petrelli en la segunda temporada de Heroes que ya es decir, y que el giro final, por decirlo así, que intenta sorprender y de dotar a la película de una profundidad y complejidad que no tiene, es simplemente de risa. Juro que más de una vez me mordí el labio de exasperación porque no me creía que realmente fuera real lo que estaba viendo. Para más inri, Au también intenta que su filme sea una especie de visión moderna de las artes marciales, pero chica, es difícil conseguirlo cuando las escenas de acción son tan sumamente patéticas (atención a la pelea con las cerillas). Sintiéndolo mucho, Ming Ming es un tremendo suspenso en los apartados de dirección, guión y coreografía. La banda sonora la salvo porque es bastante decente, pese a que considero que está bastante mal utilizada en gran parte de la película.

Au tiene suerte de que pudo contar con un buen elenco de actores que salvan bastante los muebles, pese a lo desaprovechados que están la mayoría de personajes. Zhou Xun nos ofrece en esta ocasión dos papeles diferentes, dos chicas enamoradas del mismo chico que están dispuestas a hacer lo que sea para encontrarle. La actriz tiene muchas tablas y eso se nota, como Ming Ming ofrece carisma y potencial para ser un personaje fuerte y carismático, pero su uso de las canicas como arma es demasiado ridículo como tomárselo en serio y eso perjudica sobremanera al personaje, que acaba ensombrecido ante Nana, que brilla mucho más aunque tiende a hacerse un poco pesada. Tony Yang es la gran sorpresa de la película, un joven actor conocido por su papel en la adorable comedia romántica gay Formula 17, en esta ocasión nos ofrece el papel de un macarilla con buen corazón, enamorado de dos chicas que no le corresponden (y que encima quieren al mismo tío), interpretando con mucha frescura y naturalidad, y que además tiene muy buena química con su compañera, por lo que sin duda alguna la relación entre Tu y Nana es lo que mejor funciona de este desastre. Daniel Wu ofrece mucha presencia que no es poco y Chan Bo-Yuen tiene carisma para convertirse en un buen villano, pero a su personaje le sacan tan poco partido, que simplemente hace lo que puede.

En resumen, una gran pérdida de tiempo.


Nota
: 4
Tags: ,
 
 
Current Mood: lonelylonely
Current Music: Sum 41, "So Long Goodbye"